Las civilizaciones que marcaron la historia de México

El pasado histórico de México es impresionante y eso se debe a las  imponentes y maravillosas civilizaciones que se asentaron a lo largo de su actual territorio. Cada una de estas civilizaciones aportó en la identidad y cultura del actual México, convirtiéndolo en uno de los países más ricos en cuanto a diversidad étnica y cultural.

Con solo visitar el país, uno puede ser testigo de la riqueza cultural de este país, manifestada en el dialecto de sus ciudadanos, su gastronomía, música, literatura, arte y mucho más. Antes de la llegada de los españoles, fueron los olmecas, zapotecas, aztecas y mayas quienes establecieron sus sociedades, destacando por su gran apego a la naturaleza y sus amplios conocimientos en astronomía, agricultura, deportes, arquitectura, escultura y mucho más.

En esta oportunidad conoceremos a estas cuatro grandes civilizaciones, claves importantes para entender el pasado de México y su cultura. Aunque no existan más en el mundo, estas civilizaciones fueron tan imponentes que se quedaron marcadas en el rostro de muchos mexicanos, así como en el sentimiento de orgullo por haber nacido en un país esculpido por indígenas.

Civilización Olmeca

Actualmente, se considera a los olmecas como la civilización más antigua expandida a lo largo de América Central, tuvo sus inicios mucho antes del año 100 antes de Cristo. Se la considera como una civilización simple y básica, pues su actividad más fuerte era la agricultura.

Su población estaba dividida en dos grupos, los de la élite y el pueblo común. Esta jerarquía obligaba al pueblo común a vivir fuera de las ciudades, es decir, en zonas rurales. La élite era encabezada por reyes, quienes fueron inmortalizados en esculturas de piedra.

Poco se sabe sobre esta civilización, sin embargo, fueron de gran ayuda y guía para muchas otras tribus que asimilaron algunas de sus costumbres y estilos de vida. No se sabe con claridad cómo es que esta civilización llegó a su fin, pues solo se tiene el dato de su desaparición allá en el año 300 antes de Cristo.

Imperio Azteca

Es una de las civilizaciones más famosas en el mundo, es un gran referente de México a nivel internacional y esto se debe a todos los logros conquistados, como su expansión y su imponencia ante pequeñas tribus. Fueron los aztecas quienes más marcado dejaron sus costumbres y creencias religiosas, pues sus Dioses eran quienes les guiaban en todo y era a ellos a quienes se les rendían rituales con sacrificios animales y hasta humanos.

Una de las tribus más importantes de México fueron los mexicas, quienes se trasladaron a un pequeño valle, asentándose en una isla en medio de un lago, lugar donde encontraron a un águila devorar a una serpiente encima de una planta típica y espinosa, un gran símbolo que identifica a este país. Es por esta razón que se considera al Imperio Azteca como uno de los más importantes en la historia de México.

Civilización Zapoteca

Antes de los aztecas y mucho más al sur del actual territorio mexicano, específicamente en el valle de Oaxaca, fue la civilización zapoteca la más dominante, lograron sobrevivir por muchos años, incluso hasta la llegada de los españoles en el siglo XV. La capital de esta civilización fue Monte Albán, una región considerada como la más avanzada de la época en cuanto a conocimiento, estructuras arquitectónicas y mucho más.

Dentro de esta civilización existían muchos dialectos y formas escritas, sin embargo, eso no fue un impedimento para su increíble crecimiento, ya que actualmente, sus descendientes siguen viviendo en la región de Oaxaca. Esta civilización perduró en el tiempo, incluso por encima de los aztecas, al convertirse en aliados de los españoles, pues prefirieron entablar relaciones que luchar contra ellos.

Civilización Maya

Los mayas iniciaron su civilización cerca del año 2000 antes de Cristo, sin embargo, no se sabe exactamente dónde aparecieron, aunque existe la hipótesis que afirma que se asentaron a orillas del Océano Pacífico, en el Estado de Chiapas, ya que luego se expandieron por la península de Yucatán hasta llegar a El Salvador.

A diferencia de las otras civilizaciones, los mayas tienen cuatro períodos bien definidos en su historia: el período preclásico, el clásico, el período de colapso y el posclásico. Los mayas atravesaron etapas de iniciación muy favorables, luego de fortalecimiento, luego de un colapso y abandono de ciudades y finalmente una recuperación que fue interrumpida por la llegada de los españoles, quienes dieron fin a su civilización.

Los mayas también fueron una civilización con una jerarquía bien definida y era politeístas, por lo que llegaron a desarrollarse política, económica y socialmente, estableciendo desde rutas comerciales, estructuras políticas y religiosas de dominio, además de que su sociedad estaba dividida en productores agrícolas, comerciantes, religiosos y demás.

Estas civilizaciones en general, lograron definir la identidad de muchos mexicanos, quienes asimilan algunas tradiciones y costumbres hasta nuestros días. Es bueno, sin embargo, tomar en cuenta el aporte español en esta identidad, pues la cultura y sociedad mexicana se vieron influenciadas por la fusión entre las costumbres de los pueblos y civilizaciones indígenas, así como de las enseñanzas españolas establecidas, sobre todo, en el idioma y la religión.

Un comentario Añade el tuyo

Responder a Mario P Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.